Las palabras son poderosas.

Las palabras son creadoras, emiten una frecuencia, una vibración.

El otro día recordaba una frase de Gandhi que dice así:

“Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras.
Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos.
Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos.
Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.”

Observar las palabras es una herramienta muy poderosa que nos sirve como punto de partida en nuestro camino de autoconocimiento.

Te propongo los siguientes ejercicios:
1. Observa tus palabras. ¿Te quejas mucho? ¿Críticas a otros? ¿Eres pesimista u optimista? ¿Acostumbras a usar la gratitud?
Con este ejercicio vas a poder ver dónde te estás enfocando y en qué frecuencia estas vibrando. Recuerda que atraes aquello que está en la misma frecuencia que tú.

2. Observa las palabras de los otros. Observa las palabras que escuchas en la calle, observa que te dicen a ti o a otra persona.
Observar las palabras de los demás te va ayudar a conocer tu subconsciente, conocer tus limitaciones, tus prejuicios, las cosas que te agradan a nivel inconsciente.
Recuerda que no solo creamos nuestra realidad con nuestro pensamiento consciente, sino también con el inconsciente, así que es mejor conocerlo para poder cambiarlo.

Pero vamos un poco más allá.
Las palabras nos van a servir para ver qué relación tenemos con nosotras mismas. ¿Cómo te hablas a ti misma? ¿Te críticas, te juzgas, te das las gracias, te valoras? ¿Cómo lo haces, que palabras usas?
¿Qué dices de ti a los demás?
Ahora imagina que estas palabras te las dice otra persona. ¿Qué sentirías? ¿Te está hablando bien? ¿Te sientes respetada y valorada por sus palabras? ¿Crees que sus palabras te aportan algo positivo?
Este es un primer paso para conocer como es la relación con nosotras mismas.

Ahora podemos modificar este discurso interior por uno un poco más amable, que nos aporte algo positivo a nuestras vidas.
Toma una libreta y redacta unas palabras de Amor y respeto para ti misma.
Es hora de aprender a hablarte mejor, de amarte cómo te mereces.

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.