Nuestro ego no tiene las respuestas para todo.

Nos ayuda en muchas cuestiones de la vida cotidiana, pero hay situaciones que se le escapan, no tiene todas las respuestas.

En estos casos entramos en los reinos de la incertidumbre.

Estamos fuera de los límites de nuestra área de confort y el ego empieza a ponerse nervioso.

Ego – Deberíamos regresar para atrás, a territorios conocidos donde sabemos que controlamos la situación.

Pero la vida no siempre te da la opción de regresar a territorios conocidos, no siempre te da el atajo.
Hay otras situaciones en que eres tú quien decides aventurarte por sendas prohibidas.

Sea por la razón que sea, seguimos en los valles de la incertidumbre y encontramos varias opciones:

El miedo o el Amor.

El miedo empieza a subir por los pies y va transformándose en pánico si lo dejas. Para evitarlo vas a tener que moverte, vas a tener que seguir caminando hacia delante o mucho mejor seguir bailando hacia adelante.

Si continuas el camino, verás un claro en el bosque, ahí puedes sentarte a escuchar el silencio.

La quietud vendrá a regalarte la respuesta a tus preguntas. Pero recuerda, solo te las revelará si confías, si aquietas tu mente, tus miedos y abres tu corazón.

En el silencio podrás conectar con la CERTEZA, una vibración que te sostiene, te abraza, te arropa y donde puedes descansar.

La certeza te permite vibrar en la frecuencia donde sucede la Magia.

Ahora has de estar atenta pues las respuestas van a llegar.

ESCUCHA.

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.