La danza desde siempre ha sido un camino de conexión entre-mundos.

La música nos facilita entrar en un estado donde nos diluimos con  la MAGIA.

 

La danza nos permite estar presentes en el cuerpo, en el elemento TIERRA y enraizarnos en ella. Dejamos la mente a un lado para permitirnos sentir el cuerpo y las emociones que lo habitan. Nos dejamos SER y nos fundimos con la Naturaleza y el Cosmos.

 

La danza nos permite soltar las limitaciones, los miedos, las inseguridades, nos permite fortalecer nuestro cuerpo y permitirnos ser más flexibles en la vida.

 

Recuerdo que por mi timidez vivía muy adentro de mi cuerpo, donde podía esconderme, lejos de todo alago, de todo juicio. No podía bailar en público, cuando salía con mis amigas a bailar, no quería que la gente me viera.  Con la danza empecé a conectar con mi cuerpo y a vivir en él, recuperé mi lugar, mi fuerza, mi presencia, mi palabra.

 

Para mí la danza ha sido un camino de volver a mi casa, a mi templo y es el ritual con el que desde la Tierra vuelo al Cielo.

 

Todo el mundo siente la música y la danza. A las mujeres nos da mucha energía juntarnos a bailar, a compartir, a abrazarnos, a escucharnos, a dejarnos oír…

La danza es sanadora, nos permite reconciliarnos con nuestra belleza, con nuestra sensualidad, con nuestra creatividad, con nuestra fuerza, facilitándonos la integración de yin y yang.

La música nos acompaña en un acto de amor a nosotras mismas, aprendiendo a amarnos.

 

Actualmente han surgido muchos círculos de mujeres, ya que estamos retomando los saberes que quedaron olvidados. Retomamos nuestro cuerpo que nunca más será pecado, retomamos el amor, los conocimientos de las plantas, las redes comunitarias, tejiendo lazos entre nosotras para construir nuevas realidades junto a nuestros compañeros.

 

¿Qué son los círculos de danza y energía sexual creativa?

En el círculo nos encontramos, compartimos, somos.

La danza nos conecta con nuestra intuición, con nuestro poder sanador.

​Danzando entre el Cielo y la Tierra.

Aquí y ahora.

 ∇Δ∇Δ

Conectando con la energía vital,

Conectando con tu intuición

∇Δ∇Δ

En el círculo volvemos a la tribu, nos miramos, nos reconocemos los unos en los otros.

Conectamos con nuestro cuerpo, con nuestra esencia, con la Madre Tierra y el Padre Cielo.

 

BENEFICIOS 

Conecta con tu cuerpo.

Escucha tu voz interior.

Conecta con la Naturaleza de la que formamos parte.

Comparte con la tribu.

Trabajamos a nivel energético, físico y emocional.

Dejamos que sea el cuerpo, la respiración y la música quien nos guíe.

La energía sexual es la energía creativa, es la energía de la Vida. Conectar con ella nos permite cargarnos de vitalidad, conectar con nuestro cuerpo, con nuestra mente y nuestro espíritu.

Mediante técnicas taoístas y diferentes saberes ancestrales ejercitaremos nuestro suelo pélvico a la vez que reconocemos en nosotras nuestra sexualidad sagrada, nuestro ciclo y conexión con la Naturaleza.

  • Ejercicios para el cultivo de la energía sexual. · Ejercicios de suelo pélvico. · Trabajo para bloqueos y desequilibrios. · Amar el cuerpo. · Conectar con tu sensualidad. · Rituales de conexión con el ciclo lunar y la Naturaleza.

 

A continuación te dejo un ritual para saludar a las 7 direcciones.

En todas las tradiciones ancestrales encontramos estos rituales que nos permiten tomar conciencia del momento presente y nos sitúan en el cosmos, a la vez que tomamos la energía de la Tierra y el Cielo.

Esto no es una performance (aunque me encanten), estos son los rituales de nuestros ancestros que retomamos para recordar quienes somos.

“UBUNTU, yo soy porque nosotros SOMOS”.

Gracias Chencho ChenZu por la música: SoundCloud- ChenZu SuperStar

 

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.