La órbita microcósmica es una meditación taoísta para cultivar la energía sexual o energía vital, energía  que promueve cualquier cosa en nuestra vida, es la fuente de nuestra creatividad.

 

Esta meditación nos ayuda a cultivar el Qi en Dan Tien  y movilizar el circuito energético de los Canales de Du Mai (mar del Yang) o Vaso gobernador y Ren Mai o vaso concepción (Mar del Yin), es decir, nos ayuda a permitir que la energía circule por nuestro cuerpo y poder aumentar nuestras reservas energéticas que guardaremos en el Dan Tien, nuestro centro energético, situado dos dedos por debajo del ombligo.

 

La Medicina Tradicional China nos explica que tenemos unos circuitos energéticos que recorren nuestro cuerpo, son los Meridianos. Con este ejercicio permitimos que la energía fluya por los canales energéticos aportándonos vitalidad y salud.

La energía sexual se eleva por el Canal microcósmico, creando así un flujo energético que repetiremos varias veces.

Cuando esta energía es fluida nos beneficia a todo nuestro organismo, fomentando el equilibrio  y la prevención de enfermedades, ya que estos meridianos extraordinarios se originan en los riñones, donde tenemos nuestras reservas de Jing (la energía heredada) y se encargan de repartirla por los 12 meridianos principales que están relacionados con  los órganos y las vísceras.

 

Con la práctica de la órbita microcósmica nos liberamos del posibles bloqueos energéticos, físicos y mentales.

Este aporte energético repercutirá en nuestro estado de ánimo y nuestra autoestima.

 

Cuidar de mi energia es amarme.

 

Empezamos !!

 

 

Para su práctica, ponte de pie con las piernas paralelas, ligeramente flexionadas y la espalda recta. También puedes realizarlo sentada.

 

Relájate. Respira tranquilamente.

Situa la lengua en el paladar, descansando en los dientes.

Imagina una bolita de luz en el dan tien, dos dedos abajo del ombligo.

Imaginala y siente su calor, su energía. Visualizala unos minutos.

Ahora imagina que va bajando hacia el perineo.

Cuando llegue nuestra bolita de luz a la base del perineo  inhala  y realizamos una contracción de los músculos del perineo, los órganos sexuales y ano.

Poco a poco, la bolita de luz, va  subiendo por la columna vertebral, hasta llegar a la cabeza y exhala iniciando el descenso, pasando entre las cejas hasta llegar de nuevo al dan tien, donde guardaremos esta energía.

Repite este circuito varias veces.

Realiza esta práctica a diario o al menos un par de veces a la semana.

 

Para profundizar en la órbita microcósmica : Mantak Chia.

 

 

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.