Cuando queremos manifestar algo en nuestra vida lo primero que tenemos que hacer es decidir qué es lo que queremos.

La decisión y la claridad es el punto de partida.

Sólo podrás recibir aquello de lo que te crees merecedor  y aquello que crees posible para ti.

 

En el proceso de pedir hay mucha información inconsciente que puedes desvelar si observas… ¿Que sientes cuando deseas X cosa? Observa tu diálogo interior y si es posible toma lápiz y papel y escribe sin pensar, lo primero que te pase por la mente. “Eso es imposible” “¿Cómo voy a conseguirlo?” “si es demasiado caro” “si soy demasiado mayor” “si no tengo experiencia”… ¿Cuantos “peros” hay en tus deseos?

Hay veces que ni siquiera te permites desear alguna cosa, ya mucho antes te pusiste mil barreras. ¿Cuáles son tus barreras? Toma conciencia de ellas.

 

Hay un ejercicio que me gusta mucho, de la Maestra Louis Hay, recientemente fallecida y a la que muchos queremos porque su trabajo ha significado un cambio en nuestras vidas. Es un ejercicio sencillo y a la vez poderoso. Se trata del trabajo con espejo, en el que simplemente has de decirte que te amas mirándote a los ojos. En este caso lo vamos a usar para trabajar con nuestros deseos.

Afirma aquello que deseas y observa tus reacciones…usa el “Soy X”, “Merezco X”, “Recibo X “…. ¿Que sientes cuando te miras a los ojos diciendo estas afirmaciones?

 

Trabaja con las limitaciones que observes y continua afirmando tus deseos, poco a poco vamos aceptando y sintiendo que es posible para nosotras. Cada deseo te puede llevar a varias limitaciones y es importante que vayas trabajándolas hasta que consigas poder desear de todo corazón. Para ello has de seguirlas y ver donde te llevan, donde surgieron, cual es la raíz de cada limitación.

 

Para poder manifestar tu deseo has de vibrar en la certeza, eso que deseas es tuyo aquí y ahora. No necesitas saber cómo lo conseguirás. Ya no luchas, sino que estás en armonía vibrando con la tranquilidad de la Confianza.

Hay una cosa más, has de ser coherente con tu deseo, vibrar en la misma frecuencia y esto requiere de un compromiso contigo misma. ¿Es tu deseo tan fuerte como para adquirir compromisos? ¿Te comportas de manera coherente con tu deseo? ¿Vives acorde a él? Algunos compromisos estarán en tu mano, significaran pequeños cambios en tu vida pero hay otros que requieren de tu certeza, te empujan a saltar al vacío. Ahí, en la incertidumbre,  estarán tus miedos preparados para salir a tu encuentro.

 

Recuerdo una de esas historias de la infancia,  “La Historia interminable”, recuerdo a Atreyu cruzando entre las esfinges….ellas miran tu corazón y con solemnidad aguardan a vislumbrar cualquier acecho de  duda o miedo que esconda tu corazón.

¿Estás preparad@ para atravesar las esfinges?

Ármate de humildad, ármate de amor y pasión por lo que deseas, entrégate a las aguas de la incertidumbre y deja que los susurros del silencio te guíen.

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.