Hay momentos en la vida en que te paras a observar y ves que estás desviándote de “tu camino”.

 

Te dejaste llevar por las circunstancias, te dejaste aconsejar por personas que te aman pero que tienen otra visión del mundo, elegiste muchas veces desde la mente, desde lo que “deberías” hacer y dejaste el camino que te indicaba tu corazón.

 

Con todo esto miras atrás para ver dónde quedaron tus sueños y quedaron debajo de un montón de elecciones que no te han aportado la felicidad que buscabas.

 

Te sientes agotada de no saber que camino tomar y ya te está afectando demasiado.

 

Es importante retomar tus sueños para restablecer  la confianza en ti misma y en tu autoestima.

 

Cómo sabemos “todo es perfecto” y siempre tomamos la mejor decisión en cada momento.

 

Si elegiste un camino u otro es porque era el camino para el que estabas preparada en ese momento.

 

Todas tus elecciones te han aportado enseñanzas para que te conviertas en la persona que eres HOY.

 

AHORA sí estás preparada para aceptar la abundancia y la felicidad que mereces. Estás preparada para retomar el camino de tus sueños, ese que te grita tu corazón.

 

Cómo podrás imaginar, este camino empieza adentro, en ese lugar fuera del espacio-tiempo donde tu NAHUAL, tu voz interior te va a guiar allí donde están tus sueños.

 

 

En el blog de hoy vamos a hacer unos ejercicios para que seas tu quien conectes con tu sabiduría interior.

 

El lugar donde se cumplen tus sueños es una frecuencia vibratoria, es un estado de conciencia donde tu vibras en el amor y el merecimiento.

 

Para ello has de conectar con esa frecuencia y dejar de esforzarte por perseguir tus sueños. Vamos a dejar que nuestros sueños nos encuentren a nosotras.

 

Si, he dicho sin esfuerzo porque el esfuerzo bloquea el merecimiento, te sitúa en una frecuencia de desconfianza y para recibir has de vibrar en la confianza.

 

Como nos dice el Tao deberemos seguir el camino de menor resistencia.

 

Esto no significa no hacer nada, sino hacer desde el disfrute, desde la certeza, desde el Amor. 

 

Empecemos:

 

1. Busca un lugar donde meditar, donde poder estar tranquila.

 

2. Reserva un tiempo para ti, para tu meditación diaria. Aunque sea unos minutos.

 

3. Ten una libreta para tus meditaciones y reflexiones.

 

4. Crea un ambiente para la meditación. Busca una música relajante y pon algún incienso, palo santo o aceite esencial.

 

5. Escribe una lista de 15 cosas que te gustaría ser, hacer o tener. Es importante tener claridad en lo que se quiere.

 

6. Enuméralas por orden de preferencia.

 

7. Anota las 5 primeras en una nota de papel que guardarás en tu cartera.

 

8. Lee las 5 elegidas y visualízalas, imagínalas, siéntelas.

 

9. Observa si hay algún bloqueo en el momento que lo recibes. ¿Puedes identificarlo?

 

Si lo identificas observaras que es algún juicio, así que obsérvalo y deja que se disuelva. Hay una creencia limitante subyacente que no es real.Obsérvala, respírala, deja que se disuelva con la aceptación y el amor. Puedes usar el mantra del Ho’ Oponopono: lo siento, perdón, gracias, te amo.

 

10. Repite este ejercicio cada día y luego céntrate en tu momento presente, agradece todo lo vivido y tu situación actual, aunque no siempre lo podamos entender cada situación nos trae grandes regalos si confiamos en la vida.

 

RESPIRA Y SIENTE LA GRATITUD.

 

Estate atenta porque tu NAHUAL  te va a guiar con ideas e impulsos, con señales o palabras de la gente con la que te encuentres.

 

 

Deja que tus sueños te encuentren, la MAGIA tiene siempre un AS en la manga.

 

 

Si necesitas acompañamiento en este camino de crecimiento personal solicita una SESIÓN DE DIAGNÓSTICO GRATUITO.

 

Fotos de Viviana Uribe, pertenecientes a su colección de joyería artesanal.

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.