Quería compartir con vosotras algunas conclusiones y reflexiones de esta semana de boicot al plástico.

En mi caso el boicot no ha sido súper estricto, he comprado algunas cosas con plástico, como por ejemplo el agua. A pesar de eso estoy súper contenta con los cambios que he hecho en mi modo de consumir.

Creo realmente en el poder que tenemos como consumidores. Creer en este poder nos empodera, ya que nos hace responsables de los cambios que podemos hacer en el planeta.

Esto no significa que las grandes multinacionales no tengan su responsabilidad, al contrario, es tomar conciencia de que estas son las responsables directas de la contaminación medioambiental y que son a ellas a las que debemos exigir cambios reales en los productos que consumimos.

Ya sabemos que estas multinacionales no se basan en buenas intenciones ni principios éticos, así que solo un impacto económico puede hacerles cambiar su manera de producción.

Es ahí, en el papel que tenemos como consumidores, y, como parte del engranaje socio-económico, que debemos reflexionar, tomar conciencia y ajustar nuestro modo de consumir a las necesidades ecológicas. En mi opinión no hay que “volverse loca” con este tema y si necesitas comprar algo con plástico o usas cosas de plástico no es algo incorrecto, sino que más bien vamos a ir dando pequeños cambios reales que integremos en nuestro cotidiano.

El no usar plástico es un proceso que requiere su tiempo y dedicación, así que vamos a ir con la calma dando pasos hacia un modo de vida más respetuoso con nuestra MADRE TIERRA.

 

Te hago algunas sugerencias por si te pueden servir:

1. Haz una lista por secciones de aquellas cosas que usas con plástico. (cocina, baño, productos de higiene personal y belleza, compra, oficina, ropa,…).

2. Pon al lado de cada una posibles sustitutos.

3. Anota donde puedes conseguirlos. Haz tu propia investigación en los comercios locales cercanos. Solicita aquellas cosas que no encuentres, en muchos locales estarán encantados de unirse a esta iniciativa y facilitarte el producto que necesitas.

4. Escribe a las empresas que más te gusten para que adecuen sus productos a tus necesidades medioambientales. Aunque no lo creas, por puro marketing van a ir adecuándose a las exigencias sociales.

5. Seguramente necesitaras ir a varios establecimientos para conseguir tus productos ecológicos, así que organízate para que esto no sea una excusa.

 

A continuación te cuento que cosas he ido cambiando en mi día a día.

• En la cocina sigo usando tuppers de plástico, los próximos que compre, cuando los necesite serán de cristal.

He comprado un termo con forma de taza para poder llevarme cuando salga y necesite pedir alguna bebida para llevar en algún bar. También llevo siempre mi termo para el agua o infusión.

• En casa hago mi propia leche vegetal, de este modo no genero residuos ni consumo azúcares añadidos.

• Si como fuera llevo mis cubiertos, servilletas de tela y tuppers.

• He sustituido el estropajo por uno natural (luffa). Todavía uso un estropajo para algunas cosas. Este estropajo es un producto reciclado.

 

• Para comprar llevo mis bolsitas de algodón y así no necesito bolsas de plástico. También llevo mi tupper para comprar el queso por ejemplo.

• Voy a la compra con mi capazo ibicenco.

• Voy a comprar al mercado local o tiendas ecológicas donde las frutas y verduras no vienen envueltas con plástico.

• En el baño he sustituido (cuando ya estaba para cambiar) el cepillo de plástico por otro de bambú.

• He hecho mi propia pasta dental  (cómo hacer mi propia pasta dental )

• He sustituido el champú en botella de plástico por un champú sólido.

• Utilizo una esponja natural.

• Uso compresas de tela.

He encontrado papel higiénico envuelto con “plástico” 100% biodegradable.

Todavía tengo algunas cosas pendientes que estoy investigando como la compra de agua. Está la opción de los grifos de osmosis y también las instalaciones de dispensadoras de agua donde te van suministrando agua semanal o mensualmente. Pero bueno, este tema todavía estoy investigándolo.

A pesar de haber comprado algunas cosas que tenían plástico mis residuos han disminuido muchisísimo así que para mí ha sido todo un éxito. Son cambios que he integrado y que no son solo para esta semana.

Si tienes alguna idea sobre este tema escríbeme, me encantará conocer nuevas ideas fáciles de aplicar.

Gracias por estar aquí y unirte al boicot al plástico.

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.