Conocí a Valentín hace unos años. 

Llegó a Ibiza a compartirnos sus danzas y sus canciones.

 

 

Cuando lo vi bailar lo primero que sentí fue:

 

“Quiero aprender a volar”

 

Así que dispuesta a aprender a volar me convertí en grupi de todas las propuestas que ofrecía en la isla:

clases de danza africana, danza contemporánea , cantos, espacios laboratorio.

 

 

Enamorado de la cultura africana, de sus gentes y su compartir,

Valentin lleva África en la piel.

 

 

No sabría identificar su NAHUAL… a veces Águila, otras gato, pantera, jaguar.

Moviéndose como serpiente camaleónica entre la suavidad, la bestialidad, la ternura, la fuerza y la caricia.

 

 

En sus clases hemos bailado, reído, llorado, hemos compartido abrazos, besos y pies descalzos.

 

 

Sé que hablo por muchas otras, por otros, por otres al decir GRACIAS VALEN por tanto, por todo, por tu compromiso con LA VIDA, por tu POESIA.

 

IBIZA, NOSOTRES, YA TE ESPERAMOS DE VUELTA.

Suscríbete y recibe la “Guía básica de autoestima y empoderamiento” y la Newsletter.